miércoles, 20 de abril de 2011

Factores que determinan la escasa participación social y comunitaria

Por:Lic. Demetrio A. Ferrer Peralta
Esp. En Gerencia Educativa, U. San buenaventura.

Son varios los problemas sociales, económicos, políticos y educativos existentes en los sectores más vulnerables de la ciudad y de nuestro país; tales problemas pueden de una u otra forma ser subsanados desde la escuela si se diseñan estrategias educativas adecuadas y contextualizadas que involucren a todos los miembros de la comunidad y habitantes en general; sin embargo, estas propuestas carecen de sentido sino se socializan y se generan ambientes de confianza que favorezcan la posibilidad del beneficio colectivo que pueda impactar a toda la comunidad educativa y habitantes en general.

Este artículo consecuencia de un investigación desarrollada en el barrio 7 de Abril al sur de Barranquilla, propone generar espacios de formación y participación en el respeto a la vida y en los demás derechos humanos, a la paz, a los principios democráticos, de convivencia, de pluralismo, solidaridad y equidad, así como el ejercicio de la tolerancia y la libertad, pues propuso indagar factores que permitieron encontrar las causas generadoras de las problemáticas y por ende a visionar una solución clara a estos problemas sociales actuales de la comunidad así como también sembrar una cultura de participación y de liderazgo que nos ayude a gestionar y a visionar un futuro mejor para nuestra comunidad ya que desde hace muchos años los habitantes de los barrios al sur de la ciudad de Barranquilla, han estado al margen de las decisiones importantes y propias de su entorno; señalando incapacidad para decidir individual o colectivamente en la solución de las problemáticas de su entorno.

Sin duda alguna, el generar desde las bases propuestas y alternativas de solución a las diferentes problemáticas sociales existentes en los sectores menos favorecidos donde el estado aún por diferentes razones no ha participado, ni ha llevado el apoyo que le compete debido a razones que van desde la negligencia hasta la corrupción, merece todo el apoyo de las instituciones y más aún si estas bases de las que se hablan son las escuelas que a mi parecer, son los entes llamados a generar propuestas y cambios sociales de beneficio colectivo. Es entendible querer exigirle al estado el cumplimiento de la constitución y la solución de todas las problemáticas existentes en los sectores más pobres de la ciudad, pero cuando esto está muy lejos de cumplirse es recomendable proponer desde las bases alternativas de solución y dejar a un lado ese paternalismo que de alguna forma maltrata a los sectores menos favorecidos.

Para la recolección de información se tuvo en cuenta en la presente investigación el modelo, cualitativo mediante la investigación acción participación que buscó la participación de la comunidad investigada que tenía una problemática por solucionar, investigando sobre su propia realidad, determinando las necesidades y creando mayor conciencia y acción para la transformación, por lo tanto se utilizó la encuesta como instrumento de recolección de información.

Para el diseño de este instrumento se emplearon las categorías tales como nivel de escolaridad, aspectos socioeconómicos, proyección e impacto social de las instituciones educativas y el enfoque curricular de la institución. Este instrumento fue aplicado a diferentes miembros de la comunidad educativa: 32 padres de familias, 16 estudiantes, 8 ex alumnos, 4 docentes y 10 miembros de la comunidad ajenos a la escuela, por lo tanto para cada uno de estos miembros se analizaron estos cuatro aspectos y se compararon las hipótesis planteadas con tales resultados, de esta manera se pudo concluir lo siguiente:

La poca participación de los miembros de la comunidad educativa en su entorno por sus problemáticas sociales está directamente relacionada con el factor nivel de escolaridad pues los resultados mostrados en el apartado anterior evidencian bajo nivel de la misma en los padres de familia miembros de la comunidad educativa en los cuales se encontró que un 37.5% de ellos no alcanzó a culminar sus estudios secundarios y un 25% de ellos no culminó la primaria, razón por la cual se puede afirmar que la poca participación depende en gran parte de este factor, además manifiestan en un alto porcentaje no recibir ninguna asesoría, capacitación o apoyo de alguna entidad reforzando de esta manera lo dicho anteriormente y evidenciando aún mas esta problemática.

Siguiendo el mismo análisis anterior los padres de familia y estudiantes afirman en un alto porcentaje que la educación recibida hasta el momento les ha sido insuficiente para poder desarrollarse adecuadamente en la comunidad, ya que desconocen las herramientas básicas para la participación, mecanismos de participación, herramientas jurídicas, así como de todos esos elementos necesarios para el buen desenvolvimiento en su comunidad; pues a pesar de que padres de familias, ex alumnos y docentes estén enterados de las noticias y problemáticas de su barrio y manejen un buen habito de lectura de la prensa tal como lo muestran los resultados de la investigación, ésta carece de sentido si no se puede participar e influir en las decisiones que generen cambios estructurales y de beneficio colectivo.

Pero lo más preocupante aún sin menoscabar lo planteado anteriormente es que desde la escuela no se estén generando ni liderando alternativas de apoyo que provoquen un gran impacto para el bien de la comunidad, pues los apuntes actuales de la UNESCO y del plan decenal de educación reafirman que la escuela debe ampliar sus vínculos con la comunidad, e involucrándose en la necesidad de los estudiantes y de los miembros de la comunidad en general preparándolos para el diálogo y para el desarrollo de valores propios de una comunidad democrática y participativa.

Por otra parte se encontró que elementos importantes como desempleo, subempleo, bajos ingresos familiares, hacinamiento y necesidades básicas insatisfechas en los miembros de la comunidad influyen y determinan la participación de estos en su entorno, pues a pesar que el 56.25% de los padres de familia, el 75% de los estudiantes y el 50% de los ex alumnos manifiesten vivir con una salario mínimo, este es insuficiente si se analiza además otras variables como el numero de personas dependientes del mismo y el hacinamiento critico existente en ellos ya que los resultados mostrados en el apartado anterior evidencian el predominio de vivienda con 2 habitaciones y un alto porcentaje afirma que el numero de habitantes por vivienda está entre 5 y 10.

Lo anterior lleva a pensar que la participación por la comunidad también esta directamente relacionada por aspecto socioeconómicos y con la insatisfacción de las necesidades básicas que inducen a la poca participación de la comunidad educativa por su entorno social. Pues según los establecido por A. Maslow, las necesidades más elevadas en la pirámide que lleva su nombre no surgen en la medida en que las más bajas siguen siendo insatisfechas y las necesidades básicas predominarán sobre las de mayor orden jerárquico o superiores.

La poca participación, preocupación y sentido de pertenencia de los miembros de la comunidad educativa en general por sus problemáticas sociales, se debe a la poca proyección social y al poco impacto social que generan y proponen las instituciones educativas, pues los resultados muestran que mas del 87.5% de los miembros de la comunidad consideran que la escuela no establece ningún vinculo con ellos que desencadenen en cambios y proyectos de beneficio colectivo, razón por la cual se puede afirmar que aspecto tales como pertinencia del currículo, contextualización del P.E.I, asesorías, capacitaciones, alianzas y el apoyo de esta como ente transformador del entorno es un factor determinante en la formación de personas con mayor participación.

Así mismo, los elementos analizados desde el punto de vista curricular en la escuela, evidencian la inconformidad por parte de los encuestados por la manera como esta propuestos los contenidos y los procedimientos seleccionados en el currículo, pues según lo encontrado en el análisis de la información, estos elementos propuestos no generan en los estudiantes los aportes necesarios para actuar de manera critica y auto reflexiva antes las necesidades y las problemáticas sociales existentes en el barrio. Además como se evidenció anteriormente un alto porcentaje de los encuestados manifestó que las didácticas desarrolladas desde la escuela no forman al estudiante con una conciencia crítica por la sociedad ni le generan un pensamiento transformador en un entorno donde predomina la pobreza y la injusticia social.

Otro elemento importante que se debe repensar son los procesos evaluativos propuestos por la escuela cuyo instrumento aplicado evidencia en un alto porcentaje la inconformidad por estos procesos pues según ellos no forman al estudiante integralmente como un nuevo ser mas humano, critico, auto reflexivo, investigador de su realidad y sensible por sus problemas sociales, ni lo capacita como ser generador de alternativas a las necesidades de la comunidad y de su barrio.

Por ultimo debe quedar claro que la escuela como elemento importante de la sociedad debe propender por generar en los miembros de la comunidad espacios de formación para facilitar la participación de todos en las decisiones que los afectan en la vida económica, política, administrativa, cultural de su comunidad y de la sociedad en general, fomentando en ella ambientes positivos que repercutan inmediatamente en su entornos en el bien y desarrollo para todo y cada uno de los miembros de la comunidad.

RECOMENDACIONES

• Implementar en la institución educativa y las demás instituciones oficiales del sector el proyecto LIDERES Y GESTORES SOCIALES DESDE LA ESCUELA (ver anexo), que se diseño como herramienta pedagógica para fomentar la participación en cada uno de los miembros de la comunidad educativa en las problemáticas de su entorno inmediato y en consecuencia generar cambios de beneficio general que repercutan en el mejoramiento de la calidad de vida.

• Desarrollar e implementar en las instituciones educativas, programas y proyectos alternativos, en convenio con entidades como el SENA, fundaciones, ONG´s y otras entidades de la misma naturaleza, que generen y posibilite al estudiante, padre de familia y ex alumnos, desarrollo de herramientas básicas de participación que desencadenen propuestas de beneficio colectivo y provoquen una gran impacto en su comunidad.

• Se hace necesario que la institución educativa vincule a todos los miembros de la comunidad (padres de familia, estudiantes, ex alumnos y estudiantes) a la escuela generando espacios para la reflexión sobre todas las problemáticas existentes y juntos con docentes, personal especializado y todos los miembros de la comunidad desarrollen proyectos y propuestas de beneficio social.

• Es necesario que en la institución educativa la evaluación integral se dé desde todas las dimensiones del ser humano garantizándole al ser el saber para el saber hacer, el pensar y el actuar en su comunidad de manera pertinente y coherente, el aprender a vivir y a convivir adecuadamente como verdaderos seres humanos y que garantice al ser como generador de alternativas de solución a las dificultades de la comunidad donde el estado no es capaz llegar por diferentes razones.

• Se recomienda implementar en la institución educativa un enfoque curricular acorde y pertinente con la comunidad, para este caso se recomienda el enfoque crítico social y los planteamientos y principios emancipadores de la educación liberadora de nuestro gran pedagogo de las favelas, barracas o chabolas brasileras Pablo Freire. Pues de lo contrario seguiremos viviendo sometidos y arrodillados antes los que poseen el poder y el dominio en nuestro país.

• Es necesario reforzar desde plan de estudio de las escuela todas esas herramientas básicas de participación y herramientas jurídicas que brinden apoyo a todos los miembros de la comunidad (padres de familia, estudiantes, ex alumnos y estudiantes) al momento de solicitar y exigir antes la administración publica el cumplimiento de todas las propuestas establecidas en el plan de desarrollo, así como también la preparación para la participación al momento de la construcción de las propuestas para la elaboración del plan de desarrollo local.

• Se requiere diseñar desde la escuela una oficina de proyección e impacto social con el fin de monitorear la vinculación de los ex alumnos a la educación superior ya sea profesional, tecnológica o técnica y de no ser así gestionarlo mediante la empresa privada o entidades, fundaciones u ONG´s de tal manera que se puedan crear junto con ellos espacios de reflexión que beneficien tanto la comunidad como la escuela.